jueves, 26 de enero de 2012

Sonríe, no es difícil, puede que al principio pienses que si, pero cuando lo haces continuamente y sin pensar es cuando te das cuenta de que en realidad era muy fácil.

2 comentarios:

  1. Cura tantas heridas el solo hecho de reír :) hermosa la entrada, me encanta! Besitos linda

    ResponderEliminar