jueves, 2 de febrero de 2012

Siempre nos damos cuenta de lo que apreciamos de verdad cuando lo perdemos, por eso a veces hace falta golpearse contra un cristal para saber que está ahí, aunque lo peor no es darte cuenta del cristal cuando ya te has golpeado, lo peor es que siempre ha estado ahí, pero tú nunca te has fijado. 



2 comentarios:

  1. tienes tanta razón, muchas veces comenzamos a apreciar las cosas cuando ya nos las tenemos, me gusta mucho tu blog, te sigo de una y te invito a visitar mi blog: http://mimundofrenteati14.blogspot.com/ un besito :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias(:
      Ok, luego me paso por el tuyo :D
      un beso

      Eliminar